lunes, 4 de julio de 2011

Vale. Lo reconozco. No me encanta el chocolate y las película románticas me rallan. Lloro demasiado y me río con facilidad, voy con las uñas mal pintadas y me cuesta encontrar el regalo perfecto. De acuerdo, pienso a menudo en tonterías y no llego a ninguna parte, lo sé, no soy perfecta, pero tampoco me preocupa demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes sujetándola con los dientes.
Un día, uno de los que tiraban se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices.