jueves, 23 de febrero de 2012

Me siento fuera de lugar, desorientada, totalmente perdida. Si ahora mismo me preguntaran que me pasa, ni siquiera sabría qué decir, no sabría por dónde empezar y no hablemos de cómo seguir. Hoy es uno de esos días en el que las ganas de seguir se quedaron por el camino. Uno de esos días en los que por no creer no me creo ni a mí misma. Uno de esos días en los que el nudo en la garganta puede conmigo. Siento que soy una pequeña pieza de ajedrez que alguien mueve de un lado para otro, y es que no se decide a donde colocarlo. Y mientras se decide a mi me da por pensar, pero por más que piense no llego a ninguna conclusión, solo consigo llenarme la cabeza de ideas inservibles, que desecho una y otra vez. Igual ya es demasiado tarde para no querer tropezarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes sujetándola con los dientes.
Un día, uno de los que tiraban se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices.