martes, 5 de abril de 2011

El tiempo, el tiempo lo es todo, el tiempo demuestra, el tiempo pone en su lugar a las personas, el tiempo desvela, el tiempo desgasta, el tiempo une, el tiempo separa, el tiempo cura... ¿El tiempo cura? Cuántas y cuántas veces habré oído decir la típica frase "el tiempo cura todas las heridas", y tú vas y te la crees, ingenua, te convences de que va a ser así, e incluso te alivias de pensarlo, pero tiempo pasa y las heridas siguen ahí, el tiempo les fabrica postillas que evitan el contacto directo con la realidad, pero del roce terminan cayendo y entonces la sangre brota como el primer día, y te parece que fue ayer cuando tu piel yacía sana. Te das cuenta entonces de que lo que el tiempo demuestra es que las heridas siempre dejan cicatrices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes sujetándola con los dientes.
Un día, uno de los que tiraban se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices.