lunes, 14 de marzo de 2011


La vida es guay, ¿no lo ves? Te empeñas en pensar que todo alrededor está mal. Quizás el problema seas tú. Y no porque tengas ningún problema en especial, sino por tu afán de verlos donde no los hay. Muchos mataríamos por tener tu vida, sabes que realmente merece la pena. En ocasiones todo nos parece carente de sentido, que el reloj corre despacio y que la vida es aburrida. En ocasiones vemos y sentimos en plan negativo, algo nos azota y hace encontrarnos mal, el día nos parece noche, los detalles los olvidamos y nos sentimos tristes y solos. En ocasiones, alguien parece traicionarnos. Pero en esas ocasiones, me gustaría transmitirte lo preciosa que es la vida y recordarte que el sol alumbra ahí arriba cada día. Lo que hoy te resulta duro, mañana lo verás mejor. Porque no es ni la primera ni la última vez y sabes que puedes con ello. Cuando te pase esto, las fuerzas te flaqueen, las nubes no te dejen ver con claridad el sol, no puedas dormir por la noche o cuando alguien te falle.. Confía en que el sol siempre está ahí, aparta las nubes, las cortinas y las incertidumbres. Confía en que yo siempre estaré aquí, da las gracias por lo que tienes y olvida lo que se quedó atrás. Porque la vida es preciosa pero tú no te dejas verlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes sujetándola con los dientes.
Un día, uno de los que tiraban se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices.