domingo, 27 de marzo de 2011

Juega Dios a los dados?

Nuestro destino se anuncia, sucede en cada decisión, cada acción que decidas hacer. Se anuncia el destino, llama a tu puerta, fugaz, rápido, divino. Aunque a veces te hace tanto daño, que te resulta dañino. Dicen que el destino esta escrito, ¿quién redacto la ley de no luchar por lo que mas deseas? que todo lo que quieras lo tendrás o no dependiendo de aquella creencia absurda.No creo en esto, no creo en los adivinos, los magos, ni los duende, ni los mundos repletos de hadas. Pero creo en la suerte, la suerte de mi destino, la elijo yo. Sí yo. Pero con la ayuda de la decisión de un leve sonido, unos dados caen sobre la mesa. Mi destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes sujetándola con los dientes.
Un día, uno de los que tiraban se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices.